¿Qué son los roles familiares?

Como sabemos, la familia está constituida por personas con distintas personalidades, edades y experiencias, que buscan organizar su día a día de tal manera que les permita garantizar sus mínimos vitales, y también tejer lazos afectivos que les brinde un bienestar emocional. En ese sentido, cada integrante de la familia tiene unas necesidades y capacidades distintas para aportar a eso que podríamos llamar como la armonía familiar, y es allí donde podemos empezar a hablar de los roles familiares.

Como cada miembro de la familia es diferente, así mismo, el papel que juega dentro del hogar tiene particularidades, que están sujetas a sus capacidades, pero principalmente a sus responsabilidades. Vamos a pensar en el siguiente ejemplo:

En un hogar conviven la mamá, el papá y un hijo de 5 años de edad, en esta familia, el hijo no puede garantizar el aseo de la vivienda, o el padre no puede desentenderse de la crianza del hijo, entonces, deben tener en cuenta las necesidades de cada integrante, así como las responsabilidades que pueden tener respecto a los demás, y así, definir el papel que se va a desempeñar dentro de la vida familiar.

Ahora, definir los roles no es simplemente repartir tareas en el hogar, tampoco significa buscar establecer una jerarquía o superioridad de unos sobre los demás, se trata es de cómo entre sus miembros se asumen las responsabilidades necesarias para lograr la estabilidad en el hogar; y en la mayor parte de la vida familiar -o ciclo vital-, las mayores responsabilidades recaen en los padres y madres, por ejemplo, la crianza de los niños, la manutención del hogar, el desarrollo y promoción de valores, el establecimiento de normas y limites, entre otras.

Cuando no se tienen definidos de manera adecuada los roles ocurren disfuncionalidades en el hogar y pueden generar problemáticas de convivencia, esto sucede por factores internos, como por ejemplo, cuando se confunden los roles con las tareas del hogar y entonces solo uno de los padres es quien establece las normas o solo uno apoya a su hijo en asuntos escolares, o por factores externos, como por ejemplo cuando fallece uno de los padres y algunos de los hijos asume la crianza de los hermanos. En cualquiera de esas situaciones es importante que la familia pueda realizar la reflexión sobre cuales son las consecuencias de la manera en que se están asumiendo los roles y evaluar como puede ajustar su dinámica para lograr una armonía.

Recordando la esencia de nuestra escuela, no existe como tal una guía única de establecer roles en el hogar, cada familia tiene sus particularidades, atraviesa momentos únicos, y se adapta según los recursos de los que disponga, incluyendo los apoyos de agentes externos como la familia externa, la comunidad, algunas instituciones, y la orientación profesional.

Finalmente, esperamos que esta información le aporte al bienestar familiar y recuerden que pueden realizar sus consultas o solicitar orientación sobre situaciones o problemáticas familiares a nuestros profesionales de forma gratuita.